Home Articulos de opinion Pais Ética en la función pública

Contactar

Estadisticas

Miembros : 3
Contenido : 1468
Enlaces : 6
Ver contenido por hits : 3265287

siguenos twitterSiguenos en Twitter

 

 

 

 

Ética en la función pública PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por hector luis manchini   
Jueves, 07 de Marzo de 2024 14:07

etica moral leyLa ley 25.188 de «Ética en el ejercicio de la función pública» regula los «Deberes, prohibiciones e incompatibilidades aplicables, sin excepción, a todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías».

Señalo en primer lugar que la norma exige a quién aspire a desempeñar las distintas funciones del Estado deben cumplir y hacer cumplir estrictamente la Constitución Nacional, las leyes y reglamentos que en su consecuencia se dicten y defender el sistema republicano y democrático de gobierno.

Adquiere especial relevancia la necesidad de desempeñarse con la observancia y el respeto de los principios y pautas éticas establecidas en la ley que comentamos que exige una conducta honesta, proba, recta de buena fe y austeridad republicana.

La norma exige que el funcionario público debe concretar todos sus actos orientándolos a la satisfacción del bienestar general por encima del particular, no debe recibir ningún beneficio personal por la acción y omisión de un acto inherente a sus funciones, solo emplear los bienes públicos con los fines autorizados absteniéndose de usar las instalaciones y servicios del Estado para su beneficio particular, observar en los procedimientos de contrataciones públicas en los que intervengan los principios de publicidad, igualdad, concurrencia y razonabilidad, sirviendo de ejemplo en este punto anómalas contrataciones efectuadas por los funcionarios públicos lavando dinero mediante testaferros llegando a invertir en el extranjero los fondos sustraído al pueblo de la Nación.

Sobre el particular Juan B. Alberdi en sus «Obras Selectas» sobre el punto dice «Aprovechar de los empleos públicos, para hacer fortuna y ausentarse con esa fortuna a países constituidos para gozar de ella al abrigo de instituciones que han sabido formar otros más fuertes que nosotros es la tendencia de los hombres públicos en épocas de ruina y de disolución política. En esos hombres ha muerto todo el sentimiento público de patria y de orgullo nacional. Es vergonzoso robar a un país no sólo la fortuna, sino la cooperación y auxilio que se le debe dar para crear las garantías que sin pudor se van a mendigar al extranjero».

 

 
Copyright © 2024 derechodelavictima.com.ar. Todos los derechos reservados.
 

Total visitas

Visitas: 186

Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy571
mod_vvisit_counterAyer502
mod_vvisit_counterEsta semana2972
mod_vvisit_counterÚltima semana2401
mod_vvisit_counterEste mes5133
mod_vvisit_counterÚltimo mes12955
mod_vvisit_counterTodos los días2041025

Comparte

Lo último en Twitter